SOPA RECONSTITUYENTE DE MISO

Noelia Ron
en Recetas
SOPA RECONSTITUYENTE DE MISO

¡Hola, Gente Sana!

Hoy os traigo una sopa deliciosa para esta temporada de frío y que no puede faltar en nuestras recetas semanales porque es un gran reconstituyente para nuestro organismo.

Se trata de una sopa de miso y lo que destaca de ella es, por un lado el miso, y por otro, las setas shitake.

El miso es un fermentado de la soja originario de Oriente. La soja es una legumbre que contiene proteínas e hidratos de carbono de muy buena calidad. En este caso, al estar fermentada además, se digiere mucho mejor y es un probiótico excelente, lo que lo convierte en un ingrediente perfecto para mantener o recuperar la microbiota de nuestros intestinos. Además, tiene propiedades antioxidantes, ayuda a desintoxicar el cuerpo y fortalece el sistema inmune.

Por otro lado, a las setas shitake se les atribuyen propiedades antitumorales y también de fortalecer las defensas.

 

Así que todo esto, unido a las propiedades que tienen el resto de verduras, que también se añaden a la receta, la convierte en una receta básica, excelente y que, como toda sopa, quita el frío.

 

RECETA SOPA DE MISO

 

INGREDIENTES

2 Zanahorias

1 ó 2 Puerros

1/2 Hinojo

4 o 5 setas shitake

1 trozo de alga wakame

1 c.s. Genmai miso

Aceite de oliva virgen extra

 

ELABORACIÓN

Ponemos en remojo el alga wakame unos 6 minutos, luego tiramos el agua y cortamos el alga en trozos más pequeños con unas tijeras.

Picamos en rodajas los puerros y las zanahorias, las setas shitake las cortamos en láminas y el hinojo lo picamos en trozos pequeños.

Salteamos los puerros con un chorrito de aceite y un pellizco de sal en la propia olla donde vamos a hacer la sopa, luego añadimos la zanahorias, las setas y el alga. Cubrimos con agua suficiente para que los ingredientes queden holgados, recordamos que es una sopa, debe quedar caldosa. Se cocina todo 15 minutos a fuego medio y con tapa. 

Una vez pasados los 15 minutos sacamos en un vaso un poco del caldo de la sopa y diluimos el miso en ese caldo, una vez esté bien disuelto lo volvemos a añadir a la olla de la sopa. Apagamos el fuego y no permitimos que vuelva a hervir con el miso ya que desaparecerían sus propiedades. 

 

Servir en cuencos y a comer, ya me contaréis si os gusta ;)

 

Un abrazo y feliz domingo!

Noelia Ron
Escrito por

Noelia Ron

Asesora nutricional e ingeniera en industrias agroalimentarias.